Además

Sus etiquetas son diseñadas por el pintor local Guillermo Simón, cuidando el producto también por su envoltorio.

La historia de Sidra El Gobernador se inicia en el año 1993 cuando Roberto y Francisco Martínez Sopeña, con 25 y 24 años respectivamente, decidieron materializar una idea que habían ido fraguando lentamente. La aventura era bastante arriesgada debido a la enorme tradición y al respeto que se tiene en Asturias por el sector sidrero. Pero los hermanos Martínez Sopeña no partían de cero, pues el haber regentado durante muchos años la recordada sidrería El Faraón, en Villaviciosa, les permitió conocer a fondo el mundo de la sidra desde más de un punto de vista. Fue esta amplitud de miras un factor clave en el rápido crecimiento de la empresa, siendo en la actualidad uno de los cuatro llagares con mayor volumen de fabricación de Asturias.

La bodega se proyectó con un diseño moderno y funcional, que permite coordinar todos los departamentos de la empresa (recepción, fabricación, administración, trazabilidad, etc.). Se combina aquí la tradición, reflejada en los clásicos toneles de madera de castaño, con los avances tecnológicos más punteros, como los depósitos de acero inoxidable con control digital de temperatura. Todo ello contribuye a mejorar la calidad del producto, que es el objetivo primordial de los hermanos Martínez Sopeña desde sus inicios como empresarios.

gobernador gobernador
  • sidra el gobernador sidra el gobernador sidra el gobernador sidra el gobernador sidra el gobernador sidra el gobernador